WebMail Corporativo

Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones de Puente Alto

Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones de Puente Alto

La compañía Manufacturera de Papeles y Cartones (CMPC) tiene su origen en 1900, al construirse la fábrica “Victoria”, pertenecientes a la Sociedad de Fabrica Nacionales de Papel y Cartones de Puente Alto, propiedad del ingeniero alemán Germán Ebbinghaus, quien, a su vez, junto a Hearsel y Compañía crearon en 1908 la fábrica “La Esperanza”, destinada a la producción de cartón y papel envolvente.  

Por su parte, en 1918, Luis Matte Larraín fundaba en Santiago la fábrica de Cartón Maipo, tras abandonar sus planes de instalar en Chile una industria Azucarera, estos tras las recomendaciones de Julián Guillén, conocido como el “Maestro Palomo”.

En estos años, las fábricas “Victoria” y “Esperanza” desarrollaron una férrea competencia, que les impedía crecer y prosperar. En esta lucha se impuso la Victoria, ya que contaba con maquinarias y equipos más modernos, desplazando paulatinamente del mercado los productos de la Esperanza.

En este contexto, Luis Matte Larraín y Germán Ebbinghaus decidieron fusionar sus empresas de Cartón -Maipo y la Esperanza-, lo que originó, el 12 de marzo de 1920, la creación de la Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones, por medio del Decreto Supremo N°589, firmado por el Presidente de la República Juan Luis Sanfuentes.

El Acta N°1 de la sesión inaugural del Directorio de CMPC, da cuenta de la elección de: Manuel Ossa Covarrubias, como Presidente, Luis Matte Larraín como Gerente General, Germán Ebbinghaus como Técnico y Jefe de Fábrica, y Eduardo Morel Herrera como Contador y Jefe de Ventas.

En 1920, la producción de la Compañía constaba de: papeles estraza, Suplhite, Strong-kraft, totra y linaza, Pc y CCT blanco para obras.

Nuevos hitos en el desarrollo de CMPC comenzaron a sucederse en etapas consecutivas:

En 1924, tras la adquisición de la Victoria, se iniciaron acciones concretas en el campo de la forestación y la búsqueda de materias primas para la elaboración de celulosa a partir de paja de trigo y madera, también se aseguró el suministro de energía por medio de la planta hidroeléctrica de la “Puntilla” en Pirque, y al mismo tiempo, comenzaron los trabajos de construcción de la Planta Térmica de Puente Alto.

Al comenzar la década de 1930, CMPC adquirió en Talca un desfibrilador Fullner de tres prensas y se importó desde Argentina una planta para producir pulpa mecánica. En estos años, la producción diaria alcanzaba los 9000 kilos.    

En 1932, el sistema de producción de celulosa de paja de vains se cambió por el sistema de Pomilio. Ese mismo año, la empresa adquirió el ferrocarril “Llanos del Maipo”.

El año 1936, la Compañía disponía de ocho máquinas papeleras, y el director de CMPC había aprobado la compra de una novena máquina  papelera – proveniente desde Alemania- y de una moderna planta de pulpa mecánica. Como resultado de su política para el abastecimiento de madera a largo plazo, se compraron los primeros predios forestales en Tomé y Chiguayante, fundándose la División Forestal, a cargo del profesional sueco Pablo Agren.

Todos estos avances se vieron eclipsados por la irreparable pérdida de su Gerente General, Luis Matte Larraín, quien falleció el 21 de agosto de 1936, asumiendo internamente el cargo, Eduardo Morel Herrera.

En 1938, se nombró como Presidente del Directorio a Jorge Alessandri Rodríguez, cargo que desempeñó hasta su deceso en 1986, con la excepción de los seis años en que asumió la presidencia de la República (1958 y 1964). En su larga y fructífera gestión, usó su extraordinaria inteligencia, permanente entusiasmo y esfuerzo en la búsqueda de alcanzar la eficiencia y lograr una mayor inserción en los mercados internacionales.

En la actualidad, la empresa CMPC es una sociedad anónima, de capitales privados, controlada por el grupo Matte, líder en Latinoamérica en la producción y comercialización de productos forestales, celulosa, papeles, productos tissue y productos de papel, exportando su producción a 55 países.