WebMail Corporativo

El Castellón, ex bodega de vinos Viña San Carlos

El Castellón, ex bodega de vinos Viña San Carlos

El Castellón, declarado Monumento Histórico el 20 de septiembre de 1995, corresponde a la antigua bodega de vinos de la ex Viña San Carlos, propiedad del ilustre puentealtino José Luis Coo, cuya data de construcción es del año 1895.

El origen del inmueble tiene relación directa con el desarrollo de la industria vitivinícola de la región,  a fines del siglo XIX, época en que los vinos chilenos lograron posicionarse en los mercados internacionales, adquiriendo importantes premios y galardones en los principales certámenes europeos.

Originalmente, el nombre del Fundo San Carlos se atribuye a Carlota Correa, quien heredó esta propiedad de su tío, el abogado y terrateniente Carlos Correa de Saa, cuya familia había adquirido este terreno hacia 1800. En 1875, ella decide vender el campo al abogado Carlos Aldunate, quien construyó una casona, de la que hoy no queda rastro.

Posteriormente, en 1895 Aldunate vendió su propiedad al ingeniero José Luis Coo, quien había ingresado al mundo del vino en la década de 1870, tras contraer matrimonio con Elena Tocornal Bustamante, hija de una influyente familia terrateniente de la zona. En su fundo destacaban los parques, una casa patronal y una bodega – construida en 1985-  para sus producciones vitivinícolas. Esta construcción tiene gran relevancia por su tipología arquitectónica, única en la zona, destacando sus características estructurales, constructivas y tecnológicas, que la convirtieron en un referente de arquitectura antisísmica en nuestro país.

Bajo la administración de José Luis Coo, el fundo San Carlos logró un gran desarrollo en su producción vitivinícola, debido en gran medida a las cepas traídas desde Europa, que la colocaron como una de las principales empresas del vino, logrando exportar su producción a Europa, India y América Latina.

Según la “Guía Vinícola de Chile” de 1924, el fundo contaba con las siguientes características “(…) con una extensión de 75 hectáreas, la producción actual de la Viña San Carlos es de 300.000 kilos por año, producción que puede aumentarse fácilmente (…) La capacidad de las bodegas que posee la viña es suficiente para contener 40.000  arrobas, y son un de un tipo particularmente original: su forma es circular y fue tomada de la experiencia misma. Todo el material vinícola como ser, fermentadoras, vasijas, maquinarias, prensas, bombas, filtros, etc. Son de primera calidad y de los tipos más modernos usados para esta industria. La Viña emplea alrededor de cien trabajadores”.

José Luis Coo compatibilizo su actividades agrícolas con sus intereses sociales y políticos, participando activamente como ingeniero de innumerables obras públicas, entre las que destacan la canalización del Río Mapocho. A nivel Local, desempeñó un activo rol en materia de urbanización, y en la arena política, fue uno de los artífices de las gestiones que permitieron fundar la comuna de Puente Alto- el 18 de noviembre de 1892-, de la cual fue elegido como Primer Subdelegado y desempeñándose como Alcalde en varios periodos. A su muerte, el año 1923, sus hijos José Luis, Germán y Santiago Coo se hicieron cargo del fundo San Carlos hasta 1948, año en que decidieron arrendar la propiedad. Los nuevos dueños decidieron continuar con la actividad vitivinícola, la cual que comenzó a cesar gradualmente hasta 1970.

En la actualidad, con motivo del rescate patrimonial de este Monumento Histórico, la Municipalidad de Puente Alto proyecta establecer allí el futuro Museo Histórico de Puente Alto.